Cintillo Oficial Gobierno
Italo Cesari

Italo Cesari

Italo Cesari, aunque su nombre no lo indique, es un venezolano de la pura capital. Al finalizar el 59 viaja a Italia, para realizar sus estudios universitarios en la Universidad de Pavia y obtiene su título de Doctor en Ciencias Biológicas ("Summa cum Laude") en 1965. Luego de ingresar como Estudiante Graduado en Adiestramiento en el IVIC, regresó al exterior como postdoctorante al Salk Institute en la Jolla, San Diego (USA), en donde aportó información valiosa sobre la generación de la diversidad de los anticuerpos, usando los métodos bioquímicos disponibles para aquella época.

Nuevamente de regreso a Venezuela, las circunstancias lo llevaron a madurar su ideal de querer ser socialmente útil a la región donde aún vive e identificó en las enfermedades tropicales de origen parasitario, un campo donde aplicar integralmente los conocimientos adquiridos. Comenzó entonces a trabajar en aspectos de Bioquímica e Inmunología de Parásitos, utilizando como modelo la Bilharzia y su agente causal, el helminto humano Schistosoma mansoni.

Entre sus cualidades como científico, destacaría su curiosidad y entusiasmo hacia la investigación. Italo es un bioquímico e inmunólogo completo, fanático de las enzimas parasitarias. Combinando sus conocimientos de bioquímica e inmunología parasitaria, ha realizado importantes contribuciones en la identificación y caracterización de las enzimas de schistosoma. Tuve el privilegio de ser su estudiante y durante ese período pude valorar su calidad profesional y humana. Recuerdo mucho un mensaje que Italo me trasmitía: muchos de los antígenos de Schistosoma y de parásitos en general, son enzimas. El tiempo y los estudios moleculares en numerosos laboratorios del mundo le han dado la razón.

Se distingue en su carrera por haber sido miembro del Stearing Committee de la Organización Mundial de la Salud por cuatro años para la evaluación de proyectos del Programa Especial TDR y Fundador del Grupo de Investigación en Esquistosomiasis, creado bajo su idea de integrar la investigación y la necesidad para incentivar y resolver con tecnología nueva y autóctona los problemas de control de las enfermedades transmisibles en el campo. El impacto de su producción científica (más de 50 publicaciones hasta la fecha) se refleja en el alto número de citas ( cerca de 700 hasta la fecha) a sus trabajos.

Como comentario final, Italo siempre manifestó su gusto por la realización de trabajos con calidad y reproducibilidad, con disciplina y responsabilidad, todo lo cual le ha valido un sólido status y reconocimiento internacional. No puedo dejar de resaltar la gran calidad humana de Italo, su compañía es siempre una aventura refrescante y llena de buen humor, sabiendo brindar un trato cordial, apoyo y respeto tanto en su seno familiar como a todo el personal del IVIC. Fue para mí un gran honor presentar esta semblanza y te deseo mucho éxito en tu carrera aún floreciente, Italo.

Visto por Flor Pujol, Investigadora.

 

Fecha

17 Julio 2015

Categorias

Emeritos