Cintillo Oficial Gobierno
Ajoy Banerjee

Ajoy Banerjee

 


Cuando se me pidió que hiciera una semblanza del Dr. Ajoy Banerjee pensé que sería difícil, pues conozco bien su trabajo, pero conocía muy poco del Banerjee como persona. Esta labor me ha permitido cambiar eso y ahora puedo hablar un poco más de este colega.

Conozco al Dr. Ajoy Banerjee desde que regresé de mis estudios de doctorado en Canadá en Septiembre en 1968. El tenía unos ocho meses de haber ingresado al IVIC, en el entonces laboratorio de Productos Naturales, a cargo del Dr. Tatsuhiko Nakano.

Ajoy Kumar Banerjee nació en la India en un lugar de nombre complicado: Hazaribagh, en el Estado Bihar, el 17 de enero del año 38. Fue el segundo de seis hermanos, cuatro varones y dos hembras, hijo de un Secretario Administrativo del Ayuntamiento y de una mujer dedicada al cuidado de su hogar.

Allí mismo, en su estado natal, en la Universidad de Bihar, Banerjee decide estudiar química. Por una parte, se sentía naturalmente atraído por esa rama de la ciencia y además una vez graduado, tendría buenas oportunidades de conseguir trabajo. Pero una vez que comienza sus estudios, se apasiona por ellos, y entonces decide dedicarse a la Investigación Científica movido por el deseo de hacer aportes al conocimiento universal. Es el único miembro de la familia que siente la necesidad y el deseo de dedicarse a la ciencia. En la Universidad de Patna obtiene su Msc en 1960, y en 1965 termina su doctorado en la Universidad de Calcuta. Luego ingresa al Indian Institute of Experimental Medicine, donde trabajó como Postdoctorante.

Cuando Banerjee efectuaba su Post doctorado, se topa con el nombre del IVIC y el del Dr. Marcel Roche en una revista científica y decide escribir a Venezuela solicitando trabajo. Roche le entrega la carta de Banerjee a Nakano, quien para ese momento disponía de una subvención del Instituto Visto por José Domingo Medina Investigador Nacional de Salud (NIH) de los Estados Unidos y se interesó en los servicios de este joven graduado. Así es como Banerjee comienza como profesional bajo la supervisión de Nakano en enero de 1968, emprendiendo la aventura científica en un país muy distinto al de su origen, donde ha desarrollado toda su carrera de investigador y cuya nacionalidad ha adoptado.

En 1971 se aprueba su solicitud como Investigador del IVIC y desde entonces se ha dedicado exclusiva y desinteresadamente a la Investigación Científica ya la docencia. Los logros de su actividad le permitieron, en 1978 lograr su paso a Investigador Asociado Titular, y desde 1982 es Investigador Titular de nuestra Institución. En más de 30 años de dedicación a la investigación en Química Orgánica, la mayor parte de ellos en el IVIC, Banerjee ha publicado 79 trabajos originales de calidad científica en revistas especializadas, tanto nacionales como internacionales, ha dirigido ocho tesis de estudiantes de Maestría y seis, que permitieron la graduación de nuevos Licenciados en Química; ha sido profesor regular en varios cursos del postgrado en Química del IVIC, y ha entrenado en su laboratorio a más de treinta estudiantes y varios profesionales. También ha presentado un gran número de trabajos sobre la química de productos naturales en congresos nacionales e internacionales, dando a conocer en el exterior la calidad de la investigación científica que se desarrolla en nuestro país. Además, ha escrito dos libros de texto para estudiantes universitarios de química.

Su labor como Investigador ha sido reconocida; en 1983 y 1989 recibió menciones honoríficas en el Premio Anual al mejor trabajo en el Área de Química que otorga el CONICIT y en 1989 recibió la Condecoración Andrés Bello en su segunda clase. Finalmente, desde el inicio del Programa de Promoción del Investigador, fue reconocido como Investigador Nivel III.

En el área académico-administrativa Ajoy ha sido varias veces miembro de la Comisión Clasificadora de Investigadores y, actualmente, ejerce la Subjefatura del Centro de Química.

Hasta ahora tenemos la visión del Banerjee científico, lo cual en realidad resulta una labor simple; mayormente es información que puede obtenerse de los anuarios de nuestra Institución. Hablar del Banerjee persona, me parecía más difícil. ¿Qué podía decir de él como individuo? , Banerjee es, indudablemente, una persona de buenos sentimientos, pero parece ser un hombre reservado, solitario y poco comunicativo. Aparentemente poco comunicativo, hasta que uno comienza a hablar con él. Banerjee es simplemente una persona tal vez tímida, tal vez no siente la confianza en ser el primero en abordar un tema, tal vez aún se siente un poco extranjero. Pero sí es comunicativo.

Conversar con él para hacer esta semblanza me permitió la agradable experiencia de conocer mucho más del Banerjee. Su hobby es "hacer Química" y le apasiona la lectura de la filosofía, tanto oriental como occidental. Banerjee cree en Dios, cree en el Budismo, aunque no practica su religión original a la manera Hindú. Toda su familia se quedó en la India y él nunca se casó. Eso yo lo sabía y, tal vez ese Conocimiento nos hizo pensar, a mí ya otros, que se trataba de un hombre solitario. Pero no es así. Casi desde su llegada a Venezuela, Banerjee Conoció y vivió, principalmente con una familia alemana, que se ha convertido en su familia acá, al punto que ha construido para él un apartamento independiente en su casa. Con ellos comparte su vida fuera del IVIC. Una gran cualidad de Ajoy es su aprecio por las personas de valor espiritual, sin tomar en cuenta el poder o posición que puedan detentar, despreciando a aquellos prepotentes no acostumbrados a basar las relaciones humanas en el respeto mutuo.

Dentro, es un hombre afable, trabajador, gran colaborador, siempre dispuesto a compartir una taza de café ya ayudar a sus colegas, a transmitir su experiencia, a colaborar en lo que se le pida.

Visto por José Domingo Medina, Investigador.

 

Fecha

17 Julio 2015

Categorias

Emeritos