Cintillo Oficial Gobierno
Manuel Rieber

Manuel Rieber

Es un privilegio para mí presentar la semblanza de Manuel Rieber, en ocasión de su paso a la categoría de Investigador Emérito. Manuel Rieber, es un caraqueño, químico de formación, que ha dedicado gran parte de su vida científica a desentrañar la intrincada biología molecular y celular del cáncer. Licenciado en Química de la UCV; obtiene el Magister y luego PhD en Bioquímica en la Universidad de Manchester, en 1966. Al año siguiente, a los 28 años de edad, se incorpora al lVIC en donde para 1975 alcanza la posición de Investigador Titular del Instituto y se convierte en quizás el Investigador más joven de la historia del IVIC con esa distinción. Todas estas referencias son para resaltar que así como empezó en forma meteórica, la carrera de Manuel Rieber ha seguido sin treguas, con un ritmo de productividad descollante.


Su carrera cubre tres décadas, cada una de ellas marcada por contribuciones a la bioquímica celular que son a menudo pioneras. Por ejemplo: la descripción del uso del Ca+ + para promover la internalización de DNA exógeno en células(en los años 70s), la identificación en la superficie celular de cambios en proteínas específicas, asociada al proceso de metástasis (en los 80s), y en estos últimos años sus estudios de inducción de diferenciación terminal en células tumorales, enfoque con un excitante potencial como terapia alternativa en ciertos tipo de cáncer. Toda esta productividad ha sido plasmada en casi 100 publicaciones, que en su absoluta mayoría han salido en prestigiosas revistas internacionales, en líneas de investigación donde la alta competitividad es la regla. Este es un hecho muy significativo ya que prácticamente todas sus publicaciones fueron realizadas enteramente en su laboratorio del CMCB, teniendo como colaboradores a varias generaciones de estudiantes de pre y postgrado. De no menor importancia es su actividad docente realizada en forma ininterrumpida por más de 25 años. Así tenemos que, además de dictar con admirable regularidad materias en nuestro post-grado, ha organizado año tras año cursos internacionales experimentales de biología molecular del cáncer de altísimo nivel y prestigio en toda Sur América.

Toda esta brillante labor a Manuel Rieber le han merecido varias distinciones, entre las cuales destacan el Eleanor Roosevelt Award , otorgada por la Unión Internacional contra el Cáncer, y el Premio Lorenzo Mendoza Fleury de la Fundación Polar. ¿Cuáles son los secretos para explicar una performance tan consistente y brillante? Yo diría que varios. Ciertamente la brillantez de Manuel está acoplada a una rigurosa disciplina de trabajo.
Esta mezcla esta aderezada por un entusiasmo y una curiosidad, que los años parecen agudizar en lugar de apaciguar. Otro  secreto es el sentido de lucha y la audacia en enfrentarse sin complejos de inferioridad a los retos de la investigación ya los desafíos más difíciles, de su entorno social. Todo ésto ha llevado a Manuel a ser portavoz en el Instituto y en el sistema científico de opiniones combativas, a veces duras, que uno no puede compartir pero puede respetar, porque las siente inspiradas por una auténtica excelencia que ha sido esencia misma del IVIC. y el último, más no el menos importante de los secretos, es la Dra. Mary Strasberg de Rieber, su compañera solidaria en las aventuras de la Vida y de la Ciencia. Dr. Rieber, nuestro agradecimiento por sus contribuciones pasadas y conociéndolo, por las futuras, para plasmar ese Instituto del que todos nos sentimos orgullosos.

Visto por Ferdinando Liprandi, Investigador.

Fecha

21 Julio 2015

Categorias

Emeritos